Cinco elementos para potenciar el cerebro creativo

Un consumidor recibe más de 3.000 impactos persuasivos al día. ¿Qué debe hacer una marca para no pasar desapercibida en esa avalancha? ¿Cómo conseguir un hueco en la mente del consumidor? “Innovando. En plena economía de la atención y especialmente en mercados de gente muy ocupada, las marcas necesitan diferenciarse, estar continuamente ofreciendo al cliente cosas nuevas que no espera, y la creatividad es absolutamente necesaria para ello”, afirmó ayer Fernando Botella, CEO de Think&Action y experto en creatividad e innovación, durante su participación en el I Congreso de Neurociencias de la Creatividad, organizado por McCann WorldGroup.

Cerca de 400 personas se dieron cita en este evento para conocer y descubrir, de la mano de los más prestigiosos expertos y neurocientíficos del mundo tales como Antonio Damasio, Premio Príncipe de Asturias y director del Brain and Creativity Institute de la Southern California University, Francisco Rubia, Director de la Unidad de Cartografía Cerebral del Instituto Pluridisciplinar de la Universidad Complutense de Madrid, Mónica.

El CEO de Think&Action ofreció a los asistentes una definición de creatividad cercana, asequible y totalmente alejada del concepto de genialidad: “La creatividad es la capacidad de percibir la realidad de una forma desacostumbrada”. “Eso sí –añadió- requiere esfuerzo, porque nuestra mente sólo ve lo que está preparada para ver”. Botella desgranó cinco elementos que, a su juicio, “son absolutamente necesarios para trabajar y activar la creatividad”:

1. La atención consciente: “Si no eres capaz de mirar el detalle, de poner toda tu atención en ello, no serás capaz de ver todas las posibilidades que pasan ante tus ojos. La „atencionalidad‟ multiplica la capacidad de ver diferentes realidades”.

2. El conocimiento: “Es absolutamente necesario para poder ser creativo. No es verdad que un señor llamado Arquímedes se metiera un día en la bañera y sin más dijera eureka; llevaba muchos años pesando monedas para calcular la cantidad de oro que llevaban y utilizaba para ello el agua. Los grandes hallazgos de la historia son fruto del conocimiento y no del eureka”.

3. Cuestionarse el status quo: “Si no te lo cuestionas, encontrarás lo mismo que siempre has encontrado”.

4. Perseverancia: “Los chinos lo llaman gambarimasu; es el esfuerzo repetido en el tiempo. Newton, Fleming son ejemplos de la importancia de la perseverancia”.

5. Generación de alternativas: “Si no eres capaz de generar alternativas es porque estás anticipando el juicio. Y el juicio hay que aplazarlo para que surjan las alternativas. Al final a lo mejor terminas descartándolas, pero a priori son las que te pueden ayudar a conseguir tus objetivos de una forma diferente”.

Eso sí, al igual que existen potenciadores, también hay elementos que bloquean la creatividad. El CEO de Think&Action señaló los tres más habituales: “El dogma, la complacencia y el miedo” y, en esta línea, concluyó su ponencia con un consejo: “No te conformes ni tengas miedo. Trabaja para conseguir lo imposible; es lo que te hará diferente. Y añádele pasión e imaginación”.

Fuente: rrhhdigital.com

Ronny Ricaurte Triana

Eterno aprendiz. Autodidacta. Emprendedor creActivo. Promotor de creatividad, convencido de que la clave para enfrentar cualquier desafío es aprender a desaprender imaginando y haciendo muchas preguntas desde la mente de nuestro niño interior. Educador de vocación y profesión, interesado por el marketing y las neurociencias aplicadas: Neuroeducación, Neuromarketing, Neuroventas, Neuroliderazgo. Leader Brain de Idearemos

No hay comentarios:

Publicar un comentario